Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Calendarios Mayas

Detalles

Mundo Maya

y

Sus Calendarios

calendario_maya.png - 366.24 KB


Los Mayas a diferencia de otras culturas, se destacaron por sus ideas originales sobre, Tiempo - Espacio y observaron que la temporalidad es cíclica, y que en el orden temporal del universo, se alternan períodos de caos y de inmovilidad. 

El tiempo está ligado íntimamente al Sol y al cielo; el curso del Sol es percibido como un movimiento circular alrededor de la tierra que determina los cambios del espacio, puesto que el tiempo es un movimiento cíclico. Este movimiento es ordenado y recurrente, tal como él se manifiesta, en la regularidad de la naturaleza y de la vida humana.

Los conocimientos matemáticos, astronómicos y cronológicos de los Mayas eran sin duda los más avanzados de todas las culturas antiguas ya que ellos fueron los primeros en inventar el valor de los números y el uso del cero, siendo su calendario solar el más exacto de todos los que han sido creados.
Los conocimientos de los ciclos, tenían la finalidad de proteger al hombre, ayudándoles en sus necesidades materiales y para prever su futuro, integrados en la religión.

Las fuerzas sagradas generadas por el tiempo, son benéficas o maléficas para el hombre; pero el hombre no está sometido pasivamente a los dioses, puesto que el movimiento es cíclico y que conociendo el pasado, él puede prever y buscar el medio de mejorar su futuro teniendo como única preocupación el destino humano.

Varios investigadores que han interpretado los tres textos de la ciudad de Cobá, afirman que los mismos dicen, que el mundo actual fue creado en 13.0.0.0.0, el día 4 Ahau 8 Cumhu, lo que corresponde al 13 de agosto del 3114 a. c., según nuestro calendario; esta fecha, o Fecha de la Era, marca el origen para la datación en los calendarios mayas antiguos.
En estos textos se expresa que en el día 4 Ahau 8 Cumhu "se manifestaron imágenes y fueron colocadas tres piedras..."; esto parece tener relación con las tres piedras que los Mayas colocan en el centro de su casa; y que simbólicamente representan el Centro del mundo.