Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Finn Mac Cumaill

Detalles

Mitología Celta

Héroes
Finn Mac Cumhaill

finn-mac-cumail.png - 323.93 KB

Fionn mac Cumhaill también conocido como Finn o Find mac Cumaill, y por su nombre anglicano Finn McCool, fue un cazador-guerrero de la mitología celta, que aparece también en las leyendas de Escocia y la isla de Man. Las historias de Fionn y sus seguidores, los Fianna, forman el Ciclo feniano (o Fiannaidheacht), en su mayoría supuestamente narrado por el hijo de Fionn, el poeta Oisín.

Fionn o Finn es un apodo que significa “claro” (refiriéndose al color de pelo), “blanco”, o “brillante”. Su nombre de la infancia era Deimne, y varias leyendas cuentan que ganó su apodo cuando su pelo se tornó prematuramente blanco. El nombre “Fionn” está relacionado con el nombre galés Gwyn, como en la figura mitológica Gwyn ap Nudd, y con la deidad celta continental Vindos.

La mayor parte de las primeras aventuras de Fionn están contadas en la narrativa Las Hazañas Infantiles De Fionn. Era el hijo de Cumhall, líder de los Fianna, y Muirne, hija del druida Tadg mac Nuadat que vivía en la colina de Almu en el Condado de Kildare.

Cumhall raptó a Muirne luego de que su padre le negara su mano, así que Tadg apeló al Gran Rey, Conn de las Cien Batallas, que lo declaró ilegal. La Batalla de Cnucha se combatió entre Conn y Cumhall, y Cumhall fue muerto por Goll mac Morna, que tomó el liderazgo de los Fianna. Muirne ya estaba embarazada, así que su padre la rechazó y ordenó a su gente que la quemen, pero Conn no lo iba a permitir y la puso bajo protección de Fiacal mac Conchinn, cuya mujer, Bodhmall la druida, era la hermana de Cumhall. En la casa de Fiacal tuvo su hijo, que llamó Deimne.

Cada año durante veintitrés años en Samhain, el hada de aliento de fuego Aillen dormía a los hombres de Tara con su música antes de quemar el palacio hasta los cimientos, y los Fianna, liderados por Goll mac Morna, eran impotentes para prevenirlo. Fionn llegó a Tara, armado con la bolsa de piel de grulla de su padre llena de armas mágicas. Se mantuvo despierto con la punta de su propia lanza, y luego mató a Aillen con ella. Tras esto su herencia fue reconocida y se le cedió el mando de los Fianna: Goll se apartó voluntariamente, y se convirtió en un leal seguidor de Fionn, aunque en varias historias su alianza es difícil y ocurren feudos. Fionn exige a Tadg una compensación por la muerte de su padre, amenazando con una guerra o un combate personal contra él si se negaba. Tadg le ofreció su hogar, la colina de Alan, como compensación, que Fionn aceptó.

Fionn conoció a su esposa más famosa, Sadbh, cuando estaba cazando. Ella había sido transformada en un ciervo por un druida, Fear Doirich. Los sabuesos de Fionn, Bran y Sceolan, que habían sido humanos, reconocieron que ella también lo era, y Fionn la perdonó. Ella se transformó de nuevo en una hermosa mujer, se casó con Fionn, y pronto estaba embarazada. Sin embargo Fear Doirich (que significa literalmente Hombre Oscuro) regresó y la volvió a transformar en un ciervo, y ella se esfumó. Siete años despùés Fionn se reunió con su hijo, Oisín, que llegó a ser uno de los más grandes de los Fianna.

Los registros acerca de la muerte de Fionn varían; de acuerdo al más popular, no está muerto, sino que duerme en una cueva bajo Dublín, para despertar y defender Irlanda en su hora de más necesidad. Otra leyenda afirma que Fionn, su mujer e hijos fueron transformados en pilares de piedra en la cripta de la Catedral de Lund, en Suecia.