Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Calendario Céltico Continental

Detalles

Mundo Mágico de los Druidas

Calendario Céltico Continental

calendario-continental-2.gif - 82.31 KB

El calendario Céltico Continental fue reconstruido de los calendarios de Coligny y d'Heria de Villards y tiene las siguientes propiedades: era un calendario lunisolar, intentando sincronizar el año solar y el mes lunar.

Los investigadores discrepan acerca de si el inicio del mes era la luna nueva o la luna llena.

  • el año lunar común contenía 354 o 355 días.
  • el año calendario empezaba con Samonios que normalmente se asume que corresponde al antiguo Samain irlandés, dando el otoño como comienzo del año. Sin embargo, como Samon en galo significa verano el inicio del calendario es discutible. Le Contel y Verdier (1997) argumentan que el inicio del año es el solsticio de verano, mientras que Monard (1999) plantea que el inicio es el equinoccio de otoño. ("hoy tres-noches de Samonios") el 17 de Samonios sugiere que la fiesta de Samhain fue considerada al menos durante tres noches.
  • El año solar se aproximaba por la inserción de un décimo tercer mes intercaladamente cada dos y medio años (diferente el calendario islámico, dónde el año calendario sigue cambiando en relación al año solar). Los meses adicionales se intercalaban antes de Samonios en el primer año, y entre Cutios y Giamonios en el tercer año. El nombre del primer mes intercalar no es conocido con certeza, el texto es fragmentario y solo se conoce Mid; el segundo mes intercalar es Ciallos bis Sonnocingos.
  • Los meses estaban divididos en dos mitades, el principio de la segunda mitad se denominaba con el término Atenoux. La unidad básica del calendario céltico era de esta forma la
  • quincena o medio-mes, como también es sugerido en algunos fragmentos del folclore céltico. La primera mitad siempre estaba constituido por 15 días, y la segunda variaba de 14 a 15 días en meses alternados (similar al calendario hindú).
  • Los meses de 30 días se denominaban Matos, afortunados, mientras que los de 29 días eran denominados Anmatos, desafortunados.
  • un simple ciclo de cinco años parecería ser insuficientemente exacto; la sucesión de meses intercalares se completa cada treinta años, después de cinco ciclos de 62 lunaciones con dos meses intercalares cada uno, y un ciclo de 61 lunaciones, con un solo mes intercalar, o después de un total de 11 meses intercalares. Esto asume que hay exactamente 371 lunaciones en 30 años, lo que es exacto para un día cada 20 o 21 años en promedio (esto es menos exacto que el calendario Juliano, el cual cambia un día en aproximadamente 130 años, pero que ignora los meses lunares). Puede ser asumido que un "ciclo de 30 años" no era prescriptivo, y que un mes extra podría haber sido omitido por necesidad (es decir, alrededor de unos 300 años después del inicio del calendario).
  • La interpretación de atenoux como "noche retornada" es improbable y "renovando" parecería ser más probable; así el mes empezaría con la luna nueva por lo que el atenoux indicaría la renovación, la luna llena.