Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Los Druidas

Detalles

Mundo Mágico de los Druidas

¿Quienes eran los Druidas?
¿Quienes eran los Druidas?

¿Quienes eran los Druidas?


La etimológicamente propuesta en la actualidad para el nombre de “druida” es el de la ciencia, partiendo de la palabra dru-wid “muy sabio” (en el antiguo irlandrés sui, de sui-wid, “sabio prudente”.

El druida mítico está a veces aquejado de ceguera: Dallan que descubre por el ogom la reitrada de la reina Etain, es como su nombre lo indica el pequeño ciego, otro druida Mog Ruith, se ciega un ojo al detener al sol. El druida es también señor del agua, el fuego y la tierra.

Plinio realiza una analogía y vincula el nombre de druida con el nombre griego de la “encina”, drus.

Por sus conocimientos, los druidas constituían la casta sabia de la sociedad, frente a los guerreros y a la masa de campesinos
Los druidas representaban el grado más elevado de la clase sacerdotal de los pueblos celta insulares y de la galia. Eran depositarios del saber sagrado y profano, asociados al poder político.

Sus doctrinas eran esencialmente de naturaleza metafísica, comparable a la de los brahamanes de la India, solo los duridas en Europa Occidental constituyeron una clase sacerdotal organizada y jerarquizada: Como sacerdotes eran sacrificadores, adivinos, o satíricos, vates o especialistas en ciencias físicas y astrología. Como consejeros del poder político eran escuchados. Los adivinos o poetas podían ser jueces o historiadores, pero sobre todo los sátiros y los vates fueron médicos.

Los druidas gobernaban, trascendiendo toda la sociedad humana y dominaban el poder político; en Irlanda como en la Galia, el druida hablaba antes que el rey.
Ellos reglamentaban la elección real y determinaban la elección o los candidatos y también en la casta guerrera, a la que encerraban en una estrecha trama de prohibiciones y obligaciones colectivas o personales y que castigaban de ser necesario, por medio de arsenal mágico perfeccionado.
La casta sacerdotal era un reflejo de la sociedad divina, simbolizando a todo el panteón por sus cualidades y sus funciones. Libres de toda obligación, tenían derecho a la vez al sacerdocio como a la guerra. La función más importante de los druidas, consistía en regular las relaciones de los hombres con el otro mundo, el de los dioses, sobre todo en ocasión de las grandes fiestas anuales.

Existen pocos rastros de la existencia de druidas entre los celtas británicos (los druidas de la Galia, según César y otros textos legendarios; iban a terminar sus instrucción a Gran Bretaña; el único testimonio concreto que relata Táctico, es la destrucción del santuario de Anglesey en el siglo I de n.e. por el ejército romano.

La tradición historiográfica greco-romana llama galos, gálatas o celtas según el caso los pueblos establecidos y extendidos por Europa continental, atlántica, mediterránea y balcánica. La lingüística demuestra que estos pueblos hablaban dialectos muy similares, constituyendo un grupo claramente definido del mundo indo-europeo. A partir del siglo III a causa de las conquistas romanas retrocedió bastante rápido.

Solo Irlanda y Escocia siguieron siendo países celtas independientes, durante el Imperio Romano. Irlanda quedó apartada de las invasiones germánicas y fue autónoma hasta la soberanía inglesa 1175 y se convirtió en conservadora. Toda la herencia intelectual de los druidas fue confiada a los bardos, que en Irlanda no fueron parte de la casta sacerdotal.
La circunstancia decisiva para la conservación del saber jurídico, mitológico y épico, hasta entonces transmitida por vía oral, estaba todavía viva en el recuerdo de Irlanda cristiana cuando los clérigos empezaron a fijarla por medio de la escritura introducida en la evangelización.