Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Máscaras Chinas - Simbolismo de los Colores

Detalles

    Astrología - Astronomía - Creencias y Oráculos Chinos

Máscaras Chinas
Simbolismo de los Colores


Máscaras Chinas - Simbolismo de Colores

Las máscaras pintadas y adornadas con cintas de raso, tienen su origen en la China Imperial, fueron y son utilizadas en la Opera de Pekín, hasta hoy.

Los chinos asocian ciertos colores con las estaciones del año. Por ejemplo:
La primavera fue representada por el sol verde azul, su principal dios guardián era un dragón verde-azul, y su dirección era el Este.
El verano fue representado por un rojo brillante, protegido por un gorrión rojo, y su dirección era el Sur.
El otoño fue representado por el blanco, protegido por un tigre blanco, y su dirección era el Oeste.
El invierno fue representado por el negro, protegido por una tortuga negra, y su dirección era el Norte.
El color amarillo era el color simbólico de los cinco legendarios emperadores de la antigua China; su simbolismo es el más especial.

En el caso de las máscaras de la ópera, atribuyen un color determinado al carácter del personaje. Así, el rojo indica valentía y lealtad; el negro denota dureza e independencia; el amarillo significa ambición; el púrpura, serenidad; el azul, astucia; el blanco, traición; y el verde, impetuosidad y tozudez.
A modo de ejemplo describimos personajes con máscaras ya que en las primeras etapas también se pintaban el rostro.

El Amarillo, simboliza inteligencia y cálculo en los personajes civiles, y bravura, habilidad y experiencia en los guerreros -en nuestras hojas hay varios de éstos, con las cejas y ojos prolongados hacia las sienes o el cráneo a base de rojo, blanco, púrpura y/o negro, y el mentón en blanco con las líneas correspondientes a un gran bigote colgante en negro, con a veces una mancha roja en forma de media luna en el entrecejo- .

El Azul, denota rectitud y temperamento taciturno, pero también crueldad -por cierto que Guixing, el dios de la literatura, primero un estudioso que, a causa de su amor propio herido, se suicidó, es a menudo representado también en la iconografía con el rostro en azul-. En nuestras hojas aparecen también formas de rojo añadido, amarillo, blanco, negro, rosa y púrpura, que subrayan los volúmenes anatómicos de la cara.

El Rojo, simboliza la rectitud, la honestidad y el valor; a veces incluso santidad, y con la cara en este mismo color se representa al dios de la guerra, Huan Ti o Huan Yu. Especialmente importante es la combinación de rojo y verde, considerados los dos colores de la vida y además en realidad complementarios, por lo que aún resulta más simbólico el plasmarlos uno junto al otro. -Vemos en las láminas varios patrones de éstos, alternándose de fondo los colores verde, negro, blanco, púrpura, en diferentes tonos. Aparecen también dos diseños con este mismo fondo especialmente llamativos. Uno de ellos, entre otras formas lleva en pleno entrecejo una llama que sube hacia la frente, también en rojo pero de otra tonalidad menos oscura y con los contornos en amarillo, como corresponde al fuego. El otro sólo tiene en rojo el cráneo y la frente, con lo demás cubierto de negro a excepción del mentón, que es todo blanco pero enmarcado de un grueso patrón negro, y las cejas también blancas y negras que fugan desde las sienes, además de otras líneas en los mismos colores y una gran luna blanca en medio de la frente-.

El Blanco Crema, muestra astucia y suspicacia, y se da habitualmente en los villanos poderosos, no especialmente malvados, pero sí muy astutos y por ello temibles, como en el caso de Cao Cao en diversas óperas. Sin embargo, este color también aparece ocasionalmente como fondo sobre el rostro de algún joven paje o en el de cualquier hombre del pueblo llano, a menudo para resaltar su inteligencia o humor. En el teatro se llama a veces a todos estos personajes “cara de tofu”, ya que ese queso de soja tiene un color blanco amarillento.

El Verde simboliza, empuje, terquedad, irascibilidad y una falta total de autocontrol, como en el caso de Ni Rong en Da Yu Sha Jia, “La Venganza del Pescador”. -Vemos en nuestras hojas que estos diseños verdes pueden también alternar sobrepuestas manchas en amarillo, azul, negro, blanco y rosa, según diversas formas anatómicas, simbólicas o simplemente estéticas. Son de los más llamativos e interesantes-.

Una cara de color Rosa, también llamada laohonglian, “cara de viejo”, denota a una persona de mucha edad. -Vemos en nuestras láminas sueltas tres de estas caras con fondo rosa, y desde luego la impresión que producen es de total senilidad, con sus cejas blancas o grises pintadas encima, sus arrugas en blanco o en cárdeno, sus oscuros manchones alargados que semejan las venas hinchadas bajo la casi transparente y blanda piel de los viejos-.

El color Dorado simboliza, poder y solemnidad, como es el caso de muchos altos personajes y sobre todo de los seres divinos, y el Color usado por el Emperador.

El Plateado, color del metal asociado también al invierno, se usa a veces para los rostros de los inmortales, demonios y monstruos, quizá para significar que el invierno deberá trocarse en primavera. Aunque recientemente se suele cambiar este color en algunos casos por el Blanco Crema.
Aproximadamente cinco mil años a.C., durante los tiempos de Huang Di (el Emperador Amarillo), la gente adoró un solo color. Después de Huang Di y durante las dinastías de Shang, Tang, Zhou y Qin, los emperadores seleccionaban colores como símbolo, basados en la teoría de los cinco elementos. El orden de los cinco elementos: es agua, fuego, madera, metal y tierra. Éstos se corresponden con los colores negro, rojo, azul verdoso, blanco y amarillo, respectivamente.

El color negro fue considerado como el color del cielo en el (I Ching o Libro de los Cambios). El dicho "el cielo y la tierra de un negro misterioso" fue arraigado en la antigua creencia de que el cielo del norte mostró un misterioso color negro durante mucho tiempo. Se pensaba que la Estrella Polar era donde Tian Di (el emperador divino) se encontraba. Por lo tanto, el negro fue considerado como el rey de todos los colores en la antigua China.

En el diagrama de Taiji de la China antigua, blanco y negro son usados para representar la unidad del Yin y el Yang.