Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Calendario Chino Luni-Solar

Detalles

    Astrología - Astronomía - Creencias y Oráculos Chinos

Calendario Chino Luni-Solar
Historia


Calendario Chino Luni-Solar Chino

Se cuenta que los nobles de la dinastía Shang eran muy supersticiosos y consideraban que el mundo humano estaba dominado por un genio.

Constantemente consultaban la voluntad del cielo, registrando la consulta y su respuesta en la caparazón de la tortuga o en huesos de algún animal, generalmente el omóplato bovino.

Este tipo de escritura se conoce también con el nombre de “oráculo”.

Los oráculos concernían en muchos de los casos a las actividades de la corte y aunque se registraban acontecimientos fastos y nefastos, relatan sucesos ocurridos en esos tiempos, que se convirtieron en verdaderos registros históricos.

De los oráculos se deduce que el Calendario utilizado en la dinastía Shang era Luni-solar que combinaba el año solar con el lunar.

Según él se establecieron 30 días para los meses mayores y 29 para los menores; los 12 meses del año sumaban poco más de 350 días y para ajustar la diferencia entre el año solar (que tenía 365 días y fracción), se colocó un mes adicional que se intercalaba cada tantos años. Este mes que se intercalaba, lo colocaron en un principio, como 13er mes, posteriormente se intercaló indistintamente entre otros meses.

En la escrituras sobre conchas, se emplearon números para significar el año, el mes y los nombres de los Diez Troncos Celestes y las Doce Ramas Terrestres para los días, por medio de una combinación que daba un ciclo sexagesimal.
Posteriormente el calendario sufrió cambios haciéndose, más preciso su cálculo y el calendario luni-solar y el sistema sexagesimal para anotar los días se extendieron a lo largo de más de 3000 años, ejerciendo una profunda influencia en la historia de China.
Los acontecimientos que se registraron en las conchas de tortuga, en su mayoría, hacen referencia al día y no al mes o el año del suceso; con algunas excepciones en que se anota el día, antes de registrar el acontecimiento, luego el mes y el año; en ese orden.
A pesar de que figura el año, no testimonia el año del reinado de la dinastía a que pertenece, lo que ha requerido una minuciosa investigación para saber el año correspondiente en el actual calendario y ubicar al emperador de la época del suceso.
Esta incompleta anotación de las fechas, de todas maneras lo relaciona con el tiempo.
Se han descubierto también oráculos en conchas de tortuga correspondientes a la dinastía Zhou.
La historia de las dinastías Shang y Zhou se encuentra también registradas en objetos de bronce, a las que se le ha dado el nombre de Jinwen que significa campana o trípode, la inscripción Lingyi y la de Maogongding; otras anotaciones históricas, se encuentran en tablillas de bambú y en sedas.

La Dinastía Shang prestó gran atención a la observación astronómica. En las conchas de tortuga se han encontrado registros de elipses solares y lunares, explicaciones de algunas constelaciones y el descubrimiento de nuevos cuerpos celestes.
El sistema de registro del calendario en la dinastía Shang; reflejan los importantes logros obtenidos, no solo en la astronomía, sino también en las matemáticas. Se utilizaba el sistema decimal de numeración con signos 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,100,1000, 10.000.
En esos tiempos se creía que los poderes del Emperador provenían del cielo: El Genio Supremo reconocía que Shang era el primer hijo del Genio Supremo, pero este hijo defraudó sus esperanzas y trasladó su merced de este a oeste, a Zhou a quien había otorgado el poder supremo sobre los humanos, porque era capaz de personificar su voluntad.
La tradición sostiene que, ya en la dinastía Shang, el año comenzaba en la primera luna nueva después del solsticio de invierno.
Los textos como los Anales de primavera y otoño de la dinastía Zhou , proporcionaron una mejor comprensión de los calendarios utilizados en ese período
Las normas arbitrarias para los días y la intercalación del mes, cada tantos años, causaron algunas diferencias en los calendarios de cada Estado. Los textos de los Anales a menudo informan el calendario que utilizaban era (el Calendario de Lu) o el Calendario Real (utilizado por los emperadores Zhou).
Aunque se sostiene que en la dinastía Zhou, fue la primera que comenzó el año en la luna nueva, que precedía al solsticio de invierno; los Anales de Primavera y otoño parecen indicar que (en el Calendario Lu por lo menos) y el calendario Yin (utilizado en la dinastía Shang, ya se contaban los años, a partir en la primera luna nueva después del solsticio de invierno) y se continuó usando hasta mediados del siglo VII; a partir de entonces el comienzo del año fue trasladado un mes alrededor de 650 a. c.
Enla época de los Estados Combatientes, los progresos en la astronomía y las matemáticas permitieron la confección de un calendario más exacto, y se establecieron reglas para intercalar los días y meses.
Este Calendario Sìfēn 四分, utilizó el año solar de 365 ¼ días, junto con uno de 19 años (235 meses), conocido en Occidente como ciclo metónico. El calendario comenzó a utilizarse alrededor de 484 a.c.
y fue el primer calendario chino calculado de esta manera.
El año comenzaba en la luna nueva anterior al solsticio de invierno, y los meses a intercalar se añadían al final del año.
En el 256 a.c., el último rey Zhou cedió su territorio a la dinastía Qin, y aparece un nuevo calendario, el Qin. Si bien, siguió los mismos principios que el calendario Sifen, el año se iniciaba en la segunda luna nueva antes del solsticio de invierno.
Este calendario, fue utilizado durante la dinastía Qin, y en el comienzos de la dinastía Han.