Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Los Planetas

Detalles

Los Planetas

Elementos dinámicos del lenguaje astrológico

Los Planeta

Las Luminarias como planetas

Vida y Generación

Luminarias


 SolEl Sol, fuente de luz, presencia y calor, sus rayos representan las influencias celestes, la energía masculina o yang, es el centro del universo, como el corazón en el centro del ser. Representa autoridad, las funciones realizadoras, el hedonismo, el padre, lo primero que fortalece todo lo demás. Símbolo la conducción, voluntad de vida, potencia, fundación, iniciativa, núcleo de irradiación.
 
LunaLa Luna, refleja la luz del Sol, principio pasivo, energía femenina yin, receptividad, conocimiento indirecto discursivo, gobierna los ritmos biológicos, atraviesa diferentes fases y muda sus formas. Memoria, comprensión, generación, emotividad, sensibilidad, adaptabilidad, fecundidad y maternidad. Símbolo del aprendizaje y la reflexión.

  • Planetas rápidos

  • Planetas Intermedios

  • Planetas lentos

  • Otros Cuerpos Celestes

Planetas rápidos

MercurioMercurio, Inteligencia activa, separa las cosas para no confundirse, se afirma en el mundo de la razón, confronta los principios contrarios y complementarios, liga, media, intercambia, se moviliza. Ambivalencia, adaptabilidad, habilidad; edifica la socialización, asimila costumbres y convenciones, se somete a las reglas de la lógica, comercio de la mente por las ideas revestidas de palabras, nos vincula con el medio circundante. Símbolo de actividad mental activa, productiva y transmutadora.
 
VenusVenus, Amor, placer, armonía, creatividad, arte, simpatía, seducción, tacto, belleza, suavidad, embriaguez de los sentidos, sensualidad, encanto. Símbolo de bienestar, protección, abrigo, hospitalidad, afecto.
 
MarteMarte, ímpetu, energía, acción, la voluntad, el apasionamiento, tensión, agresividad, el dinamismo, la violencia, cólera, ira, compite, conquista. Símbolo de la custodia, el guerrero que defiende, atiende, separa.

 

Planetas Intermedios

JúpiterJúpiter, poder de decisión, instaura un nuevo orden, preserva la jerarquía establecida, emana autoridad, señor del rayo y el trueno, principio de equilibrio, abundancia, legalidad, riqueza, optimismo y confianza. Ordena e imparte justicia, regula principios éticos, morales y religiosos; benefactor de la salud, consume en excesos, adquiere, estabiliza los ingresos, aporta ventajas, honores, ganancias, paz, felicidad. Simboliza el ideal, la devoción, rito y ritmo.
 
SaturnoSaturno, principio de concentración, contracción, fijación, inercia, condensación, tiende a cristalizar, se opone a los cambios, rigidez, principio de limitación, resistencia, constancia, fidelidad, carencias, impotencia, parálisis, erudición, ciencia, renuncia, separación, sacrificios, nos libera de la vida instintiva y de las pasiones, fuerza de freno en beneficio del espíritu, frustración afectiva, codicia, avaricia, ambición, la frialdad, pesimismo, melancolía y rechazo. Simboliza La prudencia, el tiempo, la memoria y el registro.

 

Planetas Lentos

UranoUrano, proliferación creadora, destruye por su propia abundancia, impulso y caída, fase inicial de toda acción, visión, cobra conciencia clara de sí mismo, relaciones casuales, no convencionales, lo diferente; fuerza cósmica que provoca trastornos y cambios súbitos bruscos e inesperados, originalidad, progreso, lo eléctrico, las invenciones, el dinamismo, la igualdad, principios democráticos, libertad, ritmo espasmódico, el despertar del fuego primordial, tiende hacia lo alto, despliega al hombre prometéico, al héroe. Intuye, comprende, se rebela, se abre a todo lo nuevo, gusta de lo no convencional, y es desapegado.
 
NeptunoNeptuno, receptividad pasiva que se manifiesta, por la inspiración, la intuición, la mediunidad y las facultades suprapersonales, como la utopía, la enajenación, el vicio, la ansiedad injustificada, el subconsciente, gobierna las enfermedades mentales, las depresiones, las manías, los tóxicos, los gases, los estupefacientes. Misticismo religioso o ateo, arquetipo de la integración o la desilusión universal, vibración con el alma del grupo, indiferenciación, adhesión a la unidad superior, contemplación, identificación, renuncia al confort, comunión, el yo y el no yo, extensividad fuera de si mismo, pertenencia a la comunidad, autoengaño, decepciones y confusión.
 
PlutónPlutón, Símbolo de las profundidades, de las tinieblas interiores, tendencias compulsivas, control, poder y sometimiento, lo absurdo, la muerte, destrucción pero también la reconstrucción radical, sobre nuevas bases, rechaza lo superfluo o dañino, símbolo del mundo atómico, cambios repentinos e inesperados, desarrollo de la conciencia de lo invisible, liberación de tesoros enterrados, fermentaciones interiores que destruyen el equilibrio, muerte y transformación.

Otros Cuerpos Celestes

QuirónQuirón, instinto, racionalidad, dominio sobre la oscuridad interior, símbolo del conocimiento, la ciencia, el magisterio, la paciencia y la aceptación. Poseedor de una herida incurable por lo que conoce interiormente, el sufrimiento. Esta herida le permite conectarse con su profunda sabiduría interior, llevando alivio al dolor de los demás. Opera como "mediador" entre Saturno y los planetas exteriores, algunos lo consideran "el gran sanador", otros la herida que nunca sana.