Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Zeus - Júpiter

Detalles

Los dioses Olímpicos
Zeus - Júpiter
Olimpo residencia de los Dios
es

Olimpo - Morada de los Dioses

Dioses Mayores - Zeus - Dios del rayo Dioses mayores - Júpiter
Zeus Júpiter

Cuando los tres hermanos se repartieron el universo después de haber derrocado a su padre, Cronos,  Zeus eligió el reinado sobre los cielos y todos los dioses, a Hades le fue concedido el mundo subterráneo y a Neptuno las profundidades del mundo submarino. Los tres juntos gobernaron la tierra.
Los nuevos dioses habitaron en las cimas del monte Olimpo. Su cumbre, coronada de centelleantes nieves eternas, parecían elevarse hasta el cielo.
Estos Dioses no conocen la enfermedad ni la vejez, pero comparten con los hombres toda clase de vicios y pasiones.
Sobre esta montaña imponente se erguía el “Palacio del Rey del Cielo y de la Tierra”: Zeus (Júpiter).
Sus cóleras resonaban estruendosamente y repercutían con violencia entre las paredes de los abismos rocosos. Encima de su cabeza, en los blancos vapores de las nubes, un águila, símbolo de su poderío.
En la obra de Homero, Zeus aparece representado de dos maneras muy diferentes: como dios de la justicia y la clemencia y como responsable del castigo a la maldad.
Homero describe las aventuras amorosas de Zeus, sin distinción de sexo y de los recursos de que se vale para ocultarlas a su esposa Hera.

Zeus y Hera

Zeus y Hera

Zeus se había casado con su hermana Hera (Juno para los romanos), diosa vengativa, cuyo rostro era de blancura deslumbrante, austera, protectora de hogares y familias, mujer de compañía agradable pero de carácter irascible, y extremadamente celosa.