Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Encantamientos - Magia y Ocultismo

Detalles

Magia y Ocultismo

Derivados del Cuadrado Mágico

Encantamientos

El djadwal que significa cuadro o plano, es derivado del Cuadrado Mágico, siendo una expresión técnica de la magia árabe, que designa figuras a menudo cuadrangulares, divididos en casillas en los cuales se colocan cifras correspondientes al valor numérico de las letras del alfabeto árabe y como un componente, por ejemplo, el nombre de la persona que desee un amuleto. Las señales se combinan de acuerdo con el proceso de abjad: djadwal suele ser rodeada por las palabras del Corán. Múltiples combinaciones son posibles:

Puede escribir en las casillas en lugar de números, nombres y palabras mágicas. Un djadwal  muy difundido, entraña siete veces, siete casillas donde se inscriben:

1) El sello de Salomón, 2) Las siete Sawaki, es decir las consonantes que no aparecen en la primera sura del Corán, 3) Siete de los nombres de Dios, 4) Los nombres de siete espíritus, 5) Los nombres de los siete reyes de los Genios, (6) Los nombres de los siete días de la semana, 7) Los nombres de los planetas.

Estos encantamientos pueden ser escritos en papel que luego se tritura, o se diluye su escritura con agua y luego se bebe. Es utilizado en numerosas situaciones.

El Budûh es una palabra mágica formada con los elementos del cuadrado mágico dividido en 3 partes teniendo en cuenta el valor de numérico de las letras. Así Al Ghazali lo designa “como ayuda inexplicable pero seguro, para resolver los problemas más difíciles”.

 

En la creencia popular, Budûh se convierte en Djinn, cuya ayuda reclamamos escribiendo su nombre en letras o en cifras.

Se cree que la fórmula se remontan hasta Adán, de quien Al Gazali la habría recibido por tradición.

Cuando hay combinación del Budûh con un planeta, este es Saturno y su metal es el plomo.

El Budûh se emplea como talismán, como protección y a veces se asocia con otros procedimientos, tales como el espejo en la tinta.

Las cuatro letras del Budûh pueden disponerse también en forma de cuadrado mágico; la suma de las cifras correspondientes a cada una de esas letras da, en cada renglón un total de 20.

8

6

4

2

4

2

8

6

2

4

6

8

6

8

2

4

Encantamiento: Escritas sobre un cuadro colocado bajo el ala de una paloma, tienen la propiedad de: “Si se la suelta delante de la casa de una joven que ha rechazado una petición de mano, a forzarla a dar su consentimiento”, existen numerosos encantamientos.

Colocado bajo el ala de una paloma, tienen la propiedad de: “Si se la suelta delante de la casa de una joven que ha rechazado una petición de mano, a forzarla a dar su consentimiento”, existen numerosos encantamientos.

Otro derivado del Cuadrado Mágico

El Cuadrado Mágico descrito por Plinio, está constituido por cinco letras dispuesta en cinco líneas, de tal forma que puedan leerse de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, de arriba abajo o de abajo a arriba sin que el orden, la naturaleza de las palabras o el sentido sean modificadas.

Es posible que este cuadrado mágico sea de origen céltico, pues la palabra Arepo (adverbio galo arepo significa delante de, al cabo de, etc).

El simbolismo numérico y esotérico no es especialmente del mundo celta, sin embargo, la existencia de una palabra gala, permite conjeturar una interferencia druídica, por lo que se han realizado muchas investigaciones y se ha concluido que puede ser, que la fórmula, sea una alusión a la Rueda Cósmica, lo cual puede ser una prueba más de celtidad.

Esta frase latina Sator, arepo, tenet, opera, rotas, inscritas en un Cuadrado Mágico de cinco casillas, ha sido interpretada de muchísimas maneras por alquimistas y esoteristas.

Las interpretaciones combinan a la vez, la simbólica de la propia letra y la del color, según el fondo sobre el cual se escribe cada letra, sea blanco o negra.

En este cuadrado mágico que encierran los torbellinos creadores (rotas), ciertas tradiciones ven las bodas cosmogónicas del Fuego y el Agua generadores de la creación.