Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Consonantes - Horóscopo Numerológico

Detalles

Numerología

Horóscopo Numérico

Consonantes

La constitución física o naturaleza expresiva está 


representada por la suma de las Consonantes


La Constitución física se obtiene sumando el total de las Consonantes que componen los nombres y apellidos así sabremos como fluye y se expresa la vida interior del nativo.

 

Tabla 1 

Valor de las letras para nombres en español

Tabla 2

Valor de las letras para nombres extranjeros

tabla1.jpg - 23.76 KB

tabla2.jpg - 15.90 KB

Ejemplo

S I M O N   B O L I V A R   P A L A C I O S
4   6   7   2   4   7   3   1   4   3     4
=17   =16   =13
=8   =7   =3
  Total de consonantes:      18=       9

En la siguiente escala se indican las características más comunes, las disposiciones que otorgan aumento o detrimento, las cosas que ama, las influencias del canal encarna.

Escala de las Consonantes

Interpretación

Las consonantes son el cuerpo, la forma, el molde con que el alma se expresa.  En los nombres, las consonantes son la matriz que se articulan y amuran dándole extensión y expresión. Son el canal a través del cual, fluyen. 

Como tal matriz son el canal, a través del cual fluye la vida interior; el nombre: siendo nombre es: una Naturaleza Emotiva, una Naturaleza Expresiva y un Talento Natural.

Este canal es por el que fluye y se expresa la vida interior; las consonantes  no siempre son canal de suficiente amplitud, para dar al nombre la debida extensión y expresión; en algunos casos porque su número es inferior al de las vocales, en otros, porque es inferior al del nombre, y en otros casos, porque la nota del nombre de pila y de cada apellido no forman un acorde perfecto y la persona sufre inhibiciones que no le permiten hallar la adecuada expresión para su Naturaleza Emotiva o su Talento Natural, por lo tanto habrá que cultivarlas.
Las escalas de interpretación del Talento Natural, Vocales y Consonantes,  van del 1 al 9, pero en esta Tabla se incluyen el 11 y 22 que por representar tensiones excepcionales por el doble 1 y 2, dan a la persona una carga de tensión particular que necesita cultivarse.

Consonante 1:   Naturaleza expresiva insistente, se expresa en la independencia de la acción y en la originalidad de la concepción, recibe aumento en la novedad, la singularidad y la pugnacidad. Recibe detrimento en la coerción, la postergación y la ambigüedad. Ama los modales distinguidos, el vestido de calidad, lo que da valor. Lauda al sentirse aumentada. Es naturaleza que siempre quiere expresarse. No siempre sabe hacerlo.

Consonante 2: Naturaleza expresiva complaciente. Se expresa en la conciliación de los intereses opuestos y la atención al detalle. Recibe aumento en el trato afable y civilidad de su prestancia.  Recibe detrimento en la adulación y litigación. Ama la responsabilidad y la legitimidad. Lauda al asentirse agraciada. Es naturaleza que siempre puede expresarse. No siempre quiere hacerlo.

Consonante 3: Naturaleza expresiva aveniente. Se expresa en la jovialidad, la amenidad y la prodigalidad. Recibe aumento en lo bello, en lo que crece y en lo que engrandece.  Recibe detrimento en la aberración y la ostentación. Ama la dignidad y la airosidad. Lauda al sentirse alertada.  Es naturaleza que siempre saber expresarse. No siempre puede hacerlo.

Consonante 4: Naturaleza expresiva consistente. Se expresa en la línea recta, la atención al detalle y en los recaudos de la seguridad. Recibe aumento en la adquisividad y la autoridad.  Recibe detrimento en la privación y la litigación. Ama lo que afirma y confirma. Lauda al sentirse afirmada.  Es naturaleza que siempre puede y quiere. No siempre sabe expresarse.

Consonante 5: Naturaleza expresiva deferente. Se expresa en la adaptabilidad, y en todas las situaciones y en la airosidad con que se destaca. Recibe aumento en la gentilidad, vivacidad y congenialidad. Recibe detrimento en la limitación y la divagación. Ama lo que está más allá de los seres y cosas. Lauda al sentirse anticipada.  Es naturaleza que siempre sabe y siempre puede. No siempre quiere expresarse.

Consonante 6: Naturaleza expresiva consecuente. Se expresa en la calidad, comodidad y utilidad del atavío personal. Recibe aumento en las actividades que mejoran la vida urbana y dan solidez a lo familiar.  Recibe detrimento en la ociosidad, la trivialidad y la deslealtad. Ama acompañar y estar en compañía. Lauda al sentirse aumentada.  Es naturaleza que siempre sabe y siempre quiere. No siempre sabe ni siempre puede expresarse.

Consonante 7: Naturaleza expresiva exigente. Se expresa en modos exclusivos en la intimidad y en la integridad. Recibe aumento en la quietud, la delicadeza y la distinción.  Recibe detrimento en la vulgaridad, la trivialidad, y la procacidad. Ama el criterio y el misterio. Lauda al sentirse aprobada.  Es naturaleza que siempre sabe y siempre puede. No siempre quiere.

Consonante 8: Naturaleza expresiva acuciosa. Se expresa en la laboriosidad, superioridad, viabilidad. Recibe aumento en la prosperidad, la realización y la expansión.  Recibe detrimento en la  parquedad, poquedad y maquinación. Ama la ejecución, la planificación y la ideación. Lauda al sentirse acompañada.  Es naturaleza que siempre quiere y siempre puede. No siempre sabe expresarse.

Consonante 9: Naturaleza expresiva empeñosa. Se expresa en modos que atraen la atención y la comprensión de los demás, despertando simpatía o porfías. Recibe aumento en los esfuerzos que realiza por resolver los problemas de los demás, dándoles amistad y magnanimidad.  Recibe detrimento en la  animosidad, la acerbidad y la tortuosidad. Ama lo que propende y trasciende. Lauda al sentirse elevada en nivel.  Es naturaleza que siempre puede. No siempre sabe ni siempre quiere.

Consonante 11: Naturaleza expresiva ardorosa. Se expresa en un dinamismo siempre hirviente y en series de ideas siempre fogosas. Recibe aumento en la simplicidad y en la sobriedad, la soledad y la solemnidad.  Recibe detrimento en la  ilegalidad, la temeridad y la rigurosidad. Ama lo que ilumina. Lauda al sentirse confortada.  Es naturaleza que siempre quiere. No siempre sabe ni siempre puede.

Consonante 12: Naturaleza expresiva premiosa. Se expresa en un dinamismo de extenso alcance y en iniciativas muy provechosas pero muy riesgosas. Recibe aumento en la sobriedad, la lealtad y la seguridad.  Recibe detrimento en la  trasgresión y en la confabulación. Ama los golpes de suerte. Lauda al sentirse ensalzada.  Es naturaleza que siempre quiere y siempre puede. No siempre sabe.