Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

El Amor después de los 40

Detalles

Artículos de Interés

Bienvenidos al Amor

Amor después de los 40

El Amor después de los 40

El amor todo lo puede y no existe una edad para encontrarlo, para sentirse en plenitud con un varón o una mujer. Este puede llegar a temprana edad, después de los 40 o pisando los 60. No hay una regla para ello.

¿Por qué algunas personas se relacionan más fácilmente que otras?, ¿qué razones podría haber para que la convivencia en pareja o iniciación sexual llegue a una edad en donde otros ya tienen su vida realizada?

Habría que preguntarse qué ocurrió en la infancia de esta persona para que haya tardado en vincularse sentimentalmente con otra. ¿Qué hechos de su niñez o adolescencia dejaron huella en él o ella y que a lo largo del tiempo el inconsciente bloqueó? Estos, por lo general, suelen repetirse en la vida adulta y hacen que una persona no pueda iniciar una relación de pareja con normalidad.

Baja autoestima, inseguridad para tomar las cosas con claridad, personas que viven pegadas a su familia, tanto al padre como a la madre, desengaños, familia disfuncional, entre otros, son algunas de las razones que podrían influir en esta demora de la iniciación amorosa.

Hay personas que llegada a una edad madura piensan que ya es muy tarde para el amor, pues tienen el estereotipo de que eso es solo para los jóvenes. Es importante desterrar ese concepto y por el contrario, no cerrarle la puerta al amor cuando este toca la puerta.

El amor no debe cuestionarse a ninguna edad, porque este siempre rejuvenece. Existen muchos prejuicios con respecto al amor antes y después de determinada edad, ¿pero existe un momento mejor que otro?.

Lo valioso para aquellas personas que inician su vida sentimental después de los 40 años es poder romper con cadenas del pasado, y disfrutar de su amor plenamente. Y para que el amor llegue, es necesario abandonar el estereotipo de lo viejo; es importante sentirse bella, interesante y capaz de amar nuevamente.