Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Alimentos especialmente sugeridos para la diverticulosis

Detalles

Dietas Especiales

diverticulos.jpg - 6.14 KB

Alimentos especialmente sugeridos para la diverticulosis


Las frutas: Ricas en fibras solubles, en vitaminas y en minerales adecuados para fortalecer el músculo intestinal. Entre las principales se encuentran las manzanas, las zanahorias, las calabazas, los higos, los plátanos, o las pera . Las ciruelas para prevenir la formación de divertículos, sin embargo se debe ser prudente en su uso durante las épocas de inflamación porque pueden excitar en demasía la motilidad intestinal y empeorar los síntomas.
Las verduras: Especialmente la col y los miembros de la familia de las coles (coles de Bruselas, Brócoli, coliflor, etc.)
Fibras insolubles: Una dieta rica en fibras insolubles como la ingestión de salvado puede prevenir la aparición de divertículos, aunque inhibe la absorción de muchos minerales y vitaminas necesarias para fortalecer el músculo intestinal. Hay que ser prudente en la utilización de complementos ricos en fibra no soluble cuando los divertículos se encuentran inflamados.
Es más conveniente ingerir cereales integrales que combinan fibras más agresivas como la celulosa con otras más adecuadas menos agresivas como el almidón, los cereales integrales o sus derivados (arroz integral, avena, pan integral, trigo, etc. ). Las papas o patatas, ricas en almidón, son muy recomendables.

El yogur: El yogur rico en Acidophilus ayuda a mantener una flora intestinal beneficiosa previniendo la aparición de otra flora más perjudicial.

El agua: Una buena agua de manantial o mineral debe tomarse con frecuencia y en la cantidad necesaria. Los jugos de frutas o de verduras resultan adecuados.
Los frutos secos: resultan adecuadas por su contenido en fibra, siempre que se mastiquen bien para que no exista la posibilidad de que algún pequeño trozo quede alojado en un divertículo.
Las semillas: Algunas semillas como las de sésamo o zaragatona son muy adecuadas por su contenido en fibra, aunque también deben masticarse muy bien.
Las legumbres: Su uso resulta adecuado en personas con diverticulosis no inflamada.

Alimentos que se deberían evitar


Entre los alimentos que se deberían evitar se encuentran:
Carnes rojas: Suelen ser responsables en muchos casos de las inflamaciones. Su digestión parece debilitar el músculo intestinal además de favorecer la aparición de putrefacciones.
Azúcar refinado o los alimentos azucarados: Poseen poca fibra por lo que no favorecen los movimientos peristálticos ni el fortalecimiento de la musculatura intestinal.
Alimentos refinados: Por su pobre riqueza en fibra son causantes de poca motilidad intestinal y pueden favorecer la aparición de divertículos o diverticulitis. Tratar de evitar los pasteles, los helados, las galletas y ser prudentes en la ingestión de pan blanco, arroz blanco, etc.
Bebidas excitantes: el café, el chocolate y las bebidas con gas son irritantes del intestino y no deben ingerirse, aunque si que puede utilizarse el vino moderadamente. La cafeína o la teobromina de estos alimentos, además de contraer en demasía los músculos intestinales, tienen la capacidad de eliminar el agua de las heces y contribuir al estreñimiento. Puede tomarse café descafeinado, aunque es mejor prescindir del mismo cuando sea posible.


Fuente: http://www.botanical-online.com/medicinalsdietadiverticulosis.htm