Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

Mandalas

Detalles

 Magia y Ocultismo

Mandalas

Su Simbolismo: Podríamos decir que el Mandala expresa una realidad intangible o escondida a un nivel sensible y se devela para su comprensión. Conjuga lo visible con lo invisible, el presente y lo lejano, lo idéntico y lo distinto, radicando su éxito en las formas concretas de una unión que prepara la unidad.
Como símbolo es trasformador y mediador de la energía. Invita a una alianza y ayuda a conjuntar los fragmentos del mundo.

El hombre a través de las historia de la humanidad y en las distintas tradiciones se ha inclinado a vivir en lo sagrado o en la intimidad de los objetos consagrados.
Todo espacio sagrado implica una hierofanía, una irrupción de lo sagrado que tiene por efecto destacar un lugar del medio cósmico circundante y el de hacerlo cualitativamente diferente.
El mandala ordena el espacio sagrado, orienta, aviva el fuego; ayuda a construir un puente reproduciendo la creación, la obra de los dioses, para comprender realidades superiores que le posibiliten elevarse a esas regiones y lograr el conocimiento y su comunión con lo absoluto.

El mandala es “un círculo”, su diseño es complejo y a menudo contenido en un recinto cuadrado.

El mandala es una síntesis de la manifestación espacial, una imagen del mundo, al mismo tiempo que la representación y actualización de los poderes divinos; es también una imagen psicagógica, para conducir al alma de quien la contempla, a la iluminación.

Mandalas Hidúes

Podemos observar en el mandala, cinco grandes círculos concéntricos, que envuelven un loto de ocho pétalos, en el corazón del cual se dibuja un esquema de varios cuadrados encajados, abiertos en cada lado por cuatro puertas, cara a los cuatro puntos cardinales; en el interior, doce figuras de Buddha en meditación rodean otro cuadrado, en el cual se inscribe un círculo; de nuevo, en el corazón de este círculo, un loto de ocho pétalos, en cuyo centro se sienta la divinidad. En los intervalos se observan los símbolos de los rayos, del fuego, de las nubes; alrededor de los grandes círculos se destacan sobre un rondo de nubes y llamas las divinidades y animales tutelares o temibles.

El mandala tradicional hindú es la determinación, a través del rito de la orientación, del espacio sagrado central que es el altar y el templo. Es el símbolo espacial de Purusha; Vastu-Purusha mandala, con “la presencia divina en el centro”.

Se presenta como un cuadrado subdividido en cuadrados más pequeños; los más simples son de cuatro o nueve casillas (dedicadas a Shiva y Pithivi); los más usados son de sesenta y cuatro, y ochenta y una casillas.

El (o los) cuadrado/s del centro es ocupado por Brahma (Brahmasthana); llevan la cámara matriz (Garbhagriha), la cella del templo; las ordenaciones concéntricas de cuadrados están relacionadas con ciclos solares y lunares.

 

En el mandala tántrico, que deriva del mismo simbolismo; vemos pintado o dibujado como soporte de meditación; trazado sobre el suelo para los ritos iniciáticos; y se observa esencialmente un cuadrado orientado con cuatro puertas, que contiene círculos y lotos, poblados de imágenes y símbolos divinos.

Las puertas exteriores están provistas de guardianes: su paso sucesivo corresponde a otras tantas etapas en la progresión espiritual, a grados iniciáticos, hasta que se alcance el centro; el estado indiferenciado del Buddha-chakravarti.

El mandala puede también interiorizarse, constituyéndose “en la caverna del corazón”.

En los Templos como el de Borobudur en Java (ver foto superior), se expresan con gran precisión lo que es la progresión hacia el interior del mandala.

Mandalas Orientales

En el budismo extremo oriental (shingon), vemos mandalas pintadas en forma de loto, cuyo centro y cada pétalo Ilevan la imagen de un Buddha o un Bodhisattva.
Hay en ellos sobre todo el doble mandala, cuyo centro está igualmente ocupado por Vairocana: el del mundo de diamante (Vajra- dhatu), no manifestado y el del mundo matriz (garbhadhlitu), universalmente manifestado, que aporta el fruto de la liberación.

Para los japoneses budistas shingones, las figuraciones concéntricas del mandala son la imagen de dos aspectos complementarios y finalmente idénticos de la realidad suprema y podemos decir que es el aspecto de la razón original, innata en los seres y que utiliza las imágenes y las ideas del mundo ilusorio; y el aspecto del conocimiento final, producido por los ejercicios, adquirido por los Buddha y fundiéndose en el uno; en la intuición del nirvana.

El mandala es una imagen sintética y dinamógena a la vez, que representa y tiende a hacer superar las oposiciones de lo múltiple y lo uno, de lo descompuesto y lo integrado, de lo diferenciado y lo indiferenciado, de lo exterior y lo interior, de lo difuso y lo concentrado, de lo aparente visible y lo real invisible, de lo espacio-temporal y lo intemporal y extra-espacial.

Mandalas Tibetanas

En la tradición tibetana, el mandala es el guía imaginario y provisional de la meditación. Manifiesta en sus combinaciones de círculos y cuadrados; el universo espiritual y material, así como la dinámica de las relaciones que los unen, en el triple plano cósmico, antropológico y divino.

En el ritual funciona como soporte de la divinidad de la que es el símbolo cósmico; proyección visible de un mundo divino en cuyo centro esta entronizada la divinidad elegida y “la palabra del maestro puede animarlo”.

El mandala, por la magia de los símbolos, es a la vez la imagen y el motor de la ascensión espiritual, que procede por una interiorización mas y mas activada de la vida y una concentración gradual de lo múltiple sobre lo uno: el yo integrado en el todo, el todo integrado en el yo.

 

 

 

 

 

 

       

Encantamientos - Magia y Ocultismo

Detalles

Magia y Ocultismo

Derivados del Cuadrado Mágico

Encantamientos

El djadwal que significa cuadro o plano, es derivado del Cuadrado Mágico, siendo una expresión técnica de la magia árabe, que designa figuras a menudo cuadrangulares, divididos en casillas en los cuales se colocan cifras correspondientes al valor numérico de las letras del alfabeto árabe y como un componente, por ejemplo, el nombre de la persona que desee un amuleto. Las señales se combinan de acuerdo con el proceso de abjad: djadwal suele ser rodeada por las palabras del Corán. Múltiples combinaciones son posibles:

Puede escribir en las casillas en lugar de números, nombres y palabras mágicas. Un djadwal  muy difundido, entraña siete veces, siete casillas donde se inscriben:

1) El sello de Salomón, 2) Las siete Sawaki, es decir las consonantes que no aparecen en la primera sura del Corán, 3) Siete de los nombres de Dios, 4) Los nombres de siete espíritus, 5) Los nombres de los siete reyes de los Genios, (6) Los nombres de los siete días de la semana, 7) Los nombres de los planetas.

Estos encantamientos pueden ser escritos en papel que luego se tritura, o se diluye su escritura con agua y luego se bebe. Es utilizado en numerosas situaciones.

El Budûh es una palabra mágica formada con los elementos del cuadrado mágico dividido en 3 partes teniendo en cuenta el valor de numérico de las letras. Así Al Ghazali lo designa “como ayuda inexplicable pero seguro, para resolver los problemas más difíciles”.

 

En la creencia popular, Budûh se convierte en Djinn, cuya ayuda reclamamos escribiendo su nombre en letras o en cifras.

Se cree que la fórmula se remontan hasta Adán, de quien Al Gazali la habría recibido por tradición.

Cuando hay combinación del Budûh con un planeta, este es Saturno y su metal es el plomo.

El Budûh se emplea como talismán, como protección y a veces se asocia con otros procedimientos, tales como el espejo en la tinta.

Las cuatro letras del Budûh pueden disponerse también en forma de cuadrado mágico; la suma de las cifras correspondientes a cada una de esas letras da, en cada renglón un total de 20.

8

6

4

2

4

2

8

6

2

4

6

8

6

8

2

4

Encantamiento: Escritas sobre un cuadro colocado bajo el ala de una paloma, tienen la propiedad de: “Si se la suelta delante de la casa de una joven que ha rechazado una petición de mano, a forzarla a dar su consentimiento”, existen numerosos encantamientos.

Colocado bajo el ala de una paloma, tienen la propiedad de: “Si se la suelta delante de la casa de una joven que ha rechazado una petición de mano, a forzarla a dar su consentimiento”, existen numerosos encantamientos.

Otro derivado del Cuadrado Mágico

El Cuadrado Mágico descrito por Plinio, está constituido por cinco letras dispuesta en cinco líneas, de tal forma que puedan leerse de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, de arriba abajo o de abajo a arriba sin que el orden, la naturaleza de las palabras o el sentido sean modificadas.

Es posible que este cuadrado mágico sea de origen céltico, pues la palabra Arepo (adverbio galo arepo significa delante de, al cabo de, etc).

El simbolismo numérico y esotérico no es especialmente del mundo celta, sin embargo, la existencia de una palabra gala, permite conjeturar una interferencia druídica, por lo que se han realizado muchas investigaciones y se ha concluido que puede ser, que la fórmula, sea una alusión a la Rueda Cósmica, lo cual puede ser una prueba más de celtidad.

Esta frase latina Sator, arepo, tenet, opera, rotas, inscritas en un Cuadrado Mágico de cinco casillas, ha sido interpretada de muchísimas maneras por alquimistas y esoteristas.

Las interpretaciones combinan a la vez, la simbólica de la propia letra y la del color, según el fondo sobre el cual se escribe cada letra, sea blanco o negra.

En este cuadrado mágico que encierran los torbellinos creadores (rotas), ciertas tradiciones ven las bodas cosmogónicas del Fuego y el Agua generadores de la creación.

Cuadros Mágicos

Detalles

 Magia y Ocultismo

Cuadrados Mágicos

¿Qué son los cuadrados mágicos?

el-cuadrado-magico_magia_ocultismo.jpg - 45.74 KB

El Cuadrado Mágico es un medio de captar y movilizar virtualmente un poder, encerrándolo en una representación simbólica del nombre o de la cifra de quien detenta tal poder.
Existe una riquísima tradición de Cuadrados Mágicos, pues el cuadrado evoca, en sus límites, el sentido de lo secreto y del poder oculto.
De acuerdo a biógrafos árabes, en el 826-890 d.C Thabit ibn Qurra había escrito sobre cuadrados mágicos. La relación entre los cuadrados mágicos se remontaría a los sabeos.
La invención del Cuadrado Mágico se remonta a los orígenes de la ciencia. Según Lutfi’l Maqtuel “la ciencia del cuadrado mágico”, es una ciencia que Dios ha creado, habiendo iniciado en principio a Adán, luego a sus profetas; los santos y sabios que lo han trasmitido.
El cuadrado mágico Walfk, en su forma más simple tiene nueve casillas, el total de cada lado es igual a 15 y en el se inscriben los 9 primeros números.

Esta disposición se encuentra ya en el siglo X de nuestra era, y Al-Ghazali (Algacel), en el siglo XI  describe un amuleto utilizado hastahoy y llamado sello de Gahzali; esta figura atribuida al pitagórico Apolino de Tyan.  
Existe también un gran amuleto con siete cuadrados mágicos, correlativos a los días de la semana con su consecuente correspondencia planetaria.
Los sellos planetarios se establecen como sigue:
Saturno: por cuadrado mágico con 9 casillas de Plomo
Júpiter: por cuadrado mágico con 16 casillas de Estaño
Marte: por cuadrado mágico con 25 casillas de Hierro
Sol: por cuadrado mágico con 36 casillas de Oro
Venus: por cuadrado mágico con 49 casillas de Cobre
Mercurio: por cuadrado mágico con 64 casillas con aleación de Plata
Luna: por cuadrado mágico con 81 casillas de Plata

Esta conjugación de los cuadrados mágicos con los planetas y los metales dio lugar en Occidente al  De oculta philosophia de Agrippa von Nettescheim (1531) y a la Practica aritmeticae generalis (1539) de Gerolamo Cardan.  Difundido en el mundo islámico desde el siglo XVII y XVIII.

agrippa_magia_ocultismo.jpg - 35.66 KB 

 

 

 

                

Cuadros Mágicos y la Astrología

Detalles

 Magia y Ocultismo

Cuadrados Mágicos y la Astrología

Las Cuadruplicidades

En todas las tradiciones astrológicas el Cuadrado representa la tierra, la materia, la limitación, y el Círculo o la esfera, el cielo, lo infinito, lo universal.

El cuadrado se encuentra a su vez en la cuadratura, cuando forma un aspecto de 90º , y representa el obstáculo, la dificultad, la divergencia, el impedimento, el freno, la necesidad de esfuerzo.

Las Cuadruplicidades dividen a los signos de zodíaco y los clasifican en Cualidades según su posición, y ellas son: Cardinal, Fija y Mutable.

La Cuadruplicidad Cardinal comprende, a los signos de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio.

Este cuadrado o cuadratura Cardinal, tiene el significado de tensión, choque o dificultad y se asocia en el zodíaco, a la noción de actividad o impulso, que es la significación primaria de esta cuadruplicidad Cardinal.

Caudruplicidad Cardinal-Aries -Cáncer-Libra-Capricornio

“Es importante recordar que la representación gráfica de la Carta Natal o Carta
Astral, hasta el siglo XIX en Europa y aún hasta hoy en la India era un Cuadrado, lo cual entraña desarrollos simbólicos”.

La cuadruplicidad Fija comprende a los signos Tauro, Leo, Escorpio y Acuario y esta cualidad otorga  fijeza, da asiento, estructura y fundamento.

Cuaruplicidad Fija Tauro, Leo, Escorpio, Acuario

La cuadruplicidad Mutable reúne a Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis y a esta cualidad le corresponde la adaptación y difusión.

Cuadruplicidad Mutable, Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis

La particularidad de esta división Zodiacal, es que los signos de cada serie antes mencionada, son de elementos diferentes y muchas veces de tendencias opuestas.  Los signos de Fuego son (Aries, Leo y Sagitario), los de Tierra, (Tauro, Virgo y Capricornio), los de Aire, (Géminis, Libra y Acuario), los de Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis)

Cuadruplicidades y Triplicidades

La famosa cuadratura del círculo representaba para los astrólogos de la Edad Media y del Renacimiento, el problema de la introducción del individuo material en la espiritualidad del Cosmos o en Dios, es decir que ese problema matemático y astrológico era en todo punto análogo y comparable a la interpretación interior o iniciática de la Gran Obra de los alquimistas.

La astrología como la Alquimia se presenta como una ciencia y su base material y matemática sirve de soporte sobre a si mismo.

En el siglo XVIII fue desarrollada por los astrólogos ingleses, propagada y readaptada en el siglo XX por Paul Choisnard en Francia, la forma redonda del Horóscopo, por lo que se muchos estudiosos consideran que la misma ha perdido el contenido simbólico de antaño

 

 

 

 

                   

Pentagrama -Ocultismo

Detalles

Magia y Ocultismo

Pentagrama

¿Que es el Pentagrama o Pentagrammon?

Significado Etimológico: Pentragrama traducido como “cinco líneas”, “cinco puntas” o “estrella de cinco puntas”. Del griego pentagrammon, (1833), adjetivo de pentagrammos, aproximadamente “cinco líneas” ó “cinco alineados”; de Pente “cinco” + Gramma “lo que está escrito”.  También asociado a Pentalpha: El triple triangulo desde el sentido de las palabras griegas y cinco, Alfa, la letra A.

El pentagrama puede presentar dos formas, pentagonal o estrellada (diez ángulos). Su simbólica es múltiple pero sobre todo se funda en el número cinco, que expresa la unión de los desiguales. A este respecto, se expresa un microcosmos.

Los cinco brazos del pentagrama acuerdan en una unión fecunda, el 3 que significa el principio masculino, y el 2 que corresponde al principio femenino, simbolizando al androginato.

Significado en Ocultismo: Este signo, sirve de reconocimiento para los miembros de una misma sociedad. Ejemplo; en la antigüedad entre los pitagóricos integra en el grupo.  Es una de las claves de la Alta Ciencia: abre la vía al secreto.

El pentagrama significa también el matrimonio, la felicidad, la realización. Los antiguos lo consideraban símbolo de la idea perfecta. Según Paracelso, el pentagrama es uno de los signos más poderosos.

Significado Mágico: Los magos utilizaban las figuras del pentagrammon para ejercer su poder; había pentagramas de amor, suerte, mala suerte, etc.

El pentagrammon pitagórico -que en Europa acompaña al Hermes gnóstico- aparece no solamente como símbolo de conocimiento, sino como medio de conjuro y adquisición de poderío.

Los magos, en efecto, se  sirven del pentagramammon para actuar sobre los espíritus. Los brujos colocan  el pentagrama del revés, cabeza abajo. Cabeza arriba indica en  el hombre la voluntad que dirige las pasiones.

El pentagrama del revés es como la cruz invertida. Es el hombre dominado por las pasiones. En esta situación el pentagrama indica la materialización del espíritu.

El pentagrama puede entonces, representar el Bien o el Mal, según la dirección que afecte.

El Pentagramón era el símbolo favorito de los pitagóricos. Trazaban estos símbolos sobre sus cartas a manera de saludo y reconocimiento.

El pentagramon se llamaba también Hygieia, que es el nombre griego de la diosa de la salud, llamada Higia por los latinos. Las letras que componen su nombre se colocaban en cada una de las puntas de la estrella.

hygieia1_magia_ocultismo.jpg - 10.51 KB

Se lee y al realizar la lectura en progresión, desde el vértice superior izquierdo del pentagrama, describe una trayectoria circular en sentido horario. Si se aplica el mismo patrón de lectura comenzando en el vértice inferior izquierdo, iniciando la lectura en alpha y concluyendo en esta misma letra, se obtiene la contracción de ¡Ánimo (hacia, a) la luz!

El pentagrama estrellado y no pentagonal, se llama en la Tradición masónica la “estrella flameante o flamígera”, símbolo de la materia prima, fuente inagotable de la vida y genio que eleva al alma a cosas grandes. Como emblema es de lo más completo, también es un pentáculo.

La estrella llameante de cinco brazos es el símbolo de la manifestación central de la luz, del centro místico, del foco de un universo en expansión trazada entre la escuadra y el compás -es decir entre el cielo y la tierra-, representa al hombre regenerado, radiante como la luz, en medio de las tinieblas del mundo profano.  En el cuadro que corresponde al grado de compañero, la estrella llameante lleva en el centro la letra G: equivale a la Yod, el Principio divino en el corazón del iniciado.

El pentagrama representa la perfección y la plenitud, además de los cuatro elementos de la espiritualidad.

La estrella de cinco puntas dibujada con cinco trazos continuos también es utilizado como un símbolo religioso.

Catedral de Amiens

Sus significaciones son múltiples; pero se refieren todas, a la idea primordial de alianza del cuaternario con la unidad.

La figura designa principalmente al hombre. La punta superior representa la cabeza; las otras, a los cuatro miembros. Se la puede considerar también como imagen de los cinco sentidos.

agrippa-de-nettesheim_magia_ocultismo.jpg - 17.26 KB

De Agrippa de Nettesheim

El pentagrama expresa una potencia que es fruto de la síntesis de fuerzas complementarias